¿Cual es la misión de ATICA CLM?queesaticaclm1.png

               " ATICA CLM - Asociación de Titulares de Cotos, Cazadores, y Actividades Afines al Sector Cinegético de Castilla La Mancha"

Manifestación MonteríaManifestación "En defensa de la rehala y de la montería española" - 28 Junio

Publicado: 30 Junio 2014

28 DE JUNIO DE 2.014

HORA: 11:00 A.M. 

LUGAR: TOLEDO,  ESTACION DE AUTOBUSES.

ORGANIZA: "ATICA CASTILLA LA MANCHA"

HAGA CLICK PARA VER LA GALERÍA DE IMÁGENES

En defensa de las Monterías y las Rehalas1º AGRADECIMIENTOS:

- A los colaboradores:

 “APROCA”
"ARRECAL"
"Asociación Española de Rehalas"
"ATICA Castilla León
"ATICA Guadalajara
"Federación de Caza Castilla-La Manchaª

- A los miembros del equipo de la organización y a quienes han colaborado de forma desinteresada.

- A los agentes de la autoridad que han velado por nuestra seguridad.

- A los participantes, rehaleros, monteros y familiares, en especial a aquellos que han tenido que hacer desplazamientos para venir.

2º.- ¿POR QUÉ ESTAMOS AQUÍ?

A pesar de que el Decreto que regula la relación laboral especial de los deportistas nos deja fuera de la definición de los deportistas profesionales sujetos a la obligación de darse de alta en la Seguridad Social.

A pesar de ello,  desde la temporada 2012/2013, las rehalas, mejor dicho, los rehaleros,  sin que exista una base legal, ni un criterio de interpretación definido, vienen siendo blanco de la Inspección de Trabajo en toda España.

Abusando el poder de intervención que la Ley les confiere con otros fines, han generado una situación de inseguridad en el mundo de la montería de tal manera que ninguno de sus actores, rehaleros, organizaciones, sociedades de cazadores o titulares de cotos sabemos a día de hoy qué es lo que hay que hacer para poder asistir legalmente a una montería.

Ante esta situación de inseguridad son muchos los rehaleros que ven imposible continuar con esta afición que forma parte de sus vidas, en algunos casos desde hace generaciones y que han dicho adiós a sus perros y a la montería. esta es una gran pérdida solo imputable a la política del Ministerio de Empleo.
¿Quien va a responder de ese daño?

Pero es que el Ministerio de Empleo sigue obcecado en su política de persecución a los rehaleros por la vía de hecho y a pesar de haber sido requerido para rectificarla no da señas de cordura.

Esa falta de cordura nos sitúa a día de hoy en la mayor de las incertidumbres con la sola realidad de que un organismo público que no tiene competencias sobre medio ambiente puede acabar con la montería española y de paso con la gestión de los ecosistemas que se lleva a cabo con el aprovechamiento de las especies cinegéticas.

Puede acabar además con la vida de esos pueblos de sierra que viendo mermada la explotación agropecuaria  ven en la caza un recurso alternativo que permite la viabilidad de negocios como alojamientos, restauración o artesanía que pueden permitirles un medio de vida o al menos un complemento.

Y puede acabar, como no,  con un recurso alternativo de muchas fincas de sierra que no tienen actualmente otra salida para rentabilizar de alguna forma sus explotaciones que la actividad cinegética.

3º.-  A LOS PROBLEMAS, SOLUCIONES

Inicialmente desde Atica Castilla La Mancha y posteriormente desde la Mesa de la Rehala, plataforma que aglutina a todas las asociaciones representantivas del sector, se ha venido pidiendo al Ministerio de Empleo que declare expresamente como regla general  que la actividad de la caza con rehala queda fuera del sistema de la Seguridad Social.

Para ello se han presentado escritos y recursos y se han mantenido reuniones en la sede del Ministerio hasta fechas recientes.

Solo tienen que poner un poco de cordura y sentido de la responsabilidad contestando por escrito a nuestras pretensiones de manera que sepamos a qué atenernos a la hora de salir al campo.

 Pues bien, a pesar de todo ello, el Ministerio de Empleo no ha dado muestra de la menor voluntad política de aclarar la situación y solucionar el problema.

Sencillamente no quieren, porque con el temor que genera la inspección de trabajo pretenden convertir en empresas lo que son actividades de ocio. Sólo les importan los números y colgarse las medallas.

Es más barato este sistema que esforzarse como gobernantes el crear empresas. Da igual lo que se lleven por delante, en este caso el mundo de la montería.

Y no lo vamos a consentir.

Ese es el motivo por el que nos encontramos aquí hoy.

En nombre de todos los rehaleros aquí presentes os damos las gracias por vuestro apoyo y solidaridad, pero queremos transmitiros que nuestro problema es también el vuestro.

Si alguna lectura positiva tiene este problema es precisamente haber generado en el mundo de la montería una unión sin precedentes.

En defensa de la montería y las rehala4º.- MEDIDAS

Los dos miembros más vulnerables a cualquier incidencia en una montería o batida son el organizador y el rehalero. El montero queda exento de cualquier responsabilidad no desenfundando su arma.
Rehaleros y organizadores a día de hoy vivimos en una situación de máximo riesgo que se materializa en el momento de salir de la perrera con la rehala o en el caso del organizador poner fecha a una montería con todo 
el esfuerzo económico y dedicación que conlleva. Tenemos derecho a saber qué normas nos afectan y cuales son nuestras obligaciones con la necesaria claridad.

La consecuencia de una sanción laboral puede llevarnos a unos y otros a la ruina. Como ejemplo os diré que el año pasado dos grandes organizaciones de caza en Castilla La Mancha fueron sancionadas por hechos más que discutibles y este año han cerrado el negocio por no poder hacer frente a las sanciones. ¿Quien responde de sus trabajadores que han quedado en paro?

Por ello, si persiste la sinrazón del Ministerio  nos obliga a dejar nuestros perros en casa y esperar a que la Sra. Ministra tenga a bien poner fin a la situación que ha creado.

No vivimos de los perros y no podemos comprometer la estabilidad de nuestras familias por una diversión, por mucho que nos guste.

Entre tanto os pedimos paciencia y comprensión. Los habrá iguales, pero no más aficionados que los rehaleros y ello os da la medida de nuestro sacrificio. 
Tanto que algunos han quedado ya en el camino.

Puede que empezar la próxima temporada un poco más tarde o en caso extremo, no cazar el año que viene, nos permita mantener la rehala y la montería española que hemos conocido, que nos legaron nuestros mayores y que queremos dejar a nuestros hijos.

Por eso hacéis historia con vuestra presencia aquí y la unidad que transmitimos dignifica la montería española y el mundo de la rehala, hecho que seguramente recordarán con orgullo los que vengan detrás.

Recordad bien que quizás  este día sea más importante en nuestras vidas como monteros,  que la mayoría de las monterías a las que hayamos ido.